Propietarios de actividades económicas están obligados a dotar de implementos de bioseguridad a su personal

Guardia Municipal, Intendencia y Policía Nacional controlarán el cumplimiento de protocolos de bioseguridad en actividades económicas que reabran desde este lunes.

 

La Paz, 29 mayo (CMLP/GAMLP).- Los propietarios de actividades económicas que están autorizadas para el reinicio de sus actividades en la cuarentena dinámica flexible desde este lunes, están obligados a dotar a su personal dependiente de equipos de protección de bioseguridad.

 

Así lo establece el protocolo de bioseguridad para el funcionamiento de actividades económicas que es parte de la Ley Municipal Autonómica para la reactivación de actividades económicas durante la emergencia sanitaria nacional, aprobada en el Concejo Municipal el pasado martes.

 

“La ley establece que los propietarios de estas actividades económicas están en la obligación de dotar a sus empleados de todas las medidas de bioseguridad porque así se cuida el dueño, los empleados y las personas que concurran a estas actividades, deben llevar adelante el cumplimiento del protocolo”, manifestó Fabián Siñani, concejal municipal.

 

El referido protocolo de reactivación de actividades económica señala que es responsabilidad del dueño de la actividad económica el dotar de Equipo de Protección Personal (EPP) al personal de la Actividad Económica, como ser barbijo, protección ocular y otros de acuerdo a su naturaleza  así como el uso de pediluvio para limpieza de la planta de calzados al ingreso a la actividad.

 

Esta disposición se debe aplicar tanto a actividades económicas de comercio de bienes y productos, tiendas de barrio, como a actividades económicas de prestación de servicios, según señala la mencionada norma.

 

“El protocolo de bioseguridad para actividades económicas establece además que no pueden haber al interior de estos espacios ni aglomeraciones ni filas, en el caso de expendio de alimentos está prohibida la venta al interior de los locales, la gente podrá entrar sin hacer colas a recoger pero no comer dentro del local”, dijo la autoridad.

 

El incumplimiento a estas disposiciones establecidas en la referida ley, será sancionado con la suspensión inmediata de la actividad económica por un plazo de 10 días calendario y, de corresponder, la remisión de los antecedentes a la FELCC u otra instancia competente.

 

“La ley establece que no puede funcionar ninguna actividad económica donde haya concurrencia de personas, no hay internets, no hay discotecas, no hay piscinas, no hay gimnasios, de momento no pueden funcionar estas actividades que supongan concurrencia y permanencia de gente al interior de los espacios”, finalizó el concejal.

 

XLC 29/05/20

 

91 total visitas, 1 visitas hoy

Deja un comentario